Por qué hacer ejercicio al aire libre en invierno

November 9, 2018 By 0 Comments

Diario de un deportista en invierno. Lunes, hace frío. Martes, mucho viento. Miércoles, chispea un poco. Jueves, menuda humedad. Viernes, hay nubes. Sábado, se hace de noche muy pronto. Domingo, mejor plan de manta y peli. Esas son las excusas que nos persiguen durante muchos días a lo largo del invierno, ¿verdad? Razones que creemos de peso para no tener que ponernos las zapatillas y salir a la calle a hacer algo de ejercicio físico.

¿Ah sí? Por muchas excusas que te pongas, nosotros te damos muchas más razones para practicar deporte al aire libre en invierno. Si quieres conocerlas, ¡no dejes de leer!


Beneficios de hacer ejercicio al aire libre en invierno

  1. Quemas más calorías. Para generar más calor, tendrás que entrenar con más intensidad, lo que se traduce en un mayor gasto energético y en más calorías quemadas.
  2. Oxigenas el organismo. Respirar aire fresco ayuda a oxigenar el organismo. 
  3. Mejoras tu forma física. El cuerpo debe mejorar su rendimiento para poder adaptarse a las bajas temperaturas. Mejora la capacidad cardiovascular, la capacidad cardiopulmonar y desarrolla los músculos.
  4. Combates la depresión invernal. Las depresiones estacionales son un hecho cada vez más frecuente, más aún si en esa estación los días se acortan, hay muchas horas de noche y los días son más grises. Eso sí, quedarse en casa (todo el tiempo) no va a hacer que te sientas mejor. Salir al exterior y que nos de el aire en la cara, puede convertirse en nuestro mejor aliado a la hora de combatir la ansiedad y la depresión.
  5. Estás más hidratado. Beber agua antes, durante y después de los entrenamientos en frío ayuda a mantener un rendimiento máximo. En estaciones frías sudaremos menos y por tanto, retendremos más agua en nuestro cuerpo que en verano.
  6. Construyes una tolerancia al frío. Es difícil exponerse al frío en los entrenamientos, pero con el tiempo, nuestro cuerpo se va acostumbrando y cada vez es más fácil aclimatarse.
  7. Mejoras las rutinas de calentamiento y estiramiento. Las rutinas adecuadas de calentamiento y estiramiento son cruciales cuando hace frío. Mantener el cuerpo flexible y cálido a la hora de entrenar con bajas temperaturas puede ayudar a evitar esguinces y desgarros.
  8. Te sientes más feliz y con más energía. El clima frío mejora tu estado de ánimo gracias a la falta de humedad y al aspecto estimulante del frío. Mientras nuestro cuerpo trabaja duro para mantenerse caliente, la cantidad de endorfinas producidas también aumentan y nos dejan con una mayor sensación de felicidad.
  9. Fortaleces tu corazón. El clima frío hace que el corazón trabaje más duro para distribuir sangre por el cuerpo. Si te ejercitas regularmente, fortalecerás aún más tu músculo cardíaco, reduciendo las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.
  10. Mejoras tu sistema inmune. Practicar deporte a bajas temperaturas es una excelente herramienta para reforzar el sistema inmunológico. El sistema inmune, responsable de nuestro organismo, va aumentando el número de leucocitos, células responsables de combatir los agentes patógenos como el virus de la gripe.
  11. Creas una rutina de ejercicio positiva. Realizar deporte al aire libre en invierno va a hacer que nuestro cuerpo y nuestra mente se acostumbren al ejercicio físico durante el año. Cuando empiecen a subir las temperaturas ya tendremos una buena condición física.

Hacer ejercicio al aire libre en invierno con Spacefit

Cómo afrontar el frío en los entrenamientos al aire libre

  • Escoge ropa adecuada. Utiliza prendas que transpiren y mantengan el calor. Una idea puede ser llevar 3 capas: una que absorba el sudor, una segunda térmica y una tercera impermeable y cortavientos.
  • Haz un calentamiento más largo. Con temperaturas bajas nuestros músculos les cuesta entrar en calor, así que calienta antes y estira después correctamente.
  • Refuerza tus defensas. Para incrementar el sistema inmunitario deberías dormir las suficientes horas por la noche, mantener una dieta saludable y evitar en la medida de lo posible las situaciones de estrés.
  • Aliméntate bien. Toma un buen desayuno o merienda antes de salir a hacer ejercicio, por ejemplo: cereales, leche y frutas.
  • Protege las zonas sensibles del frío. Cúbrete bien la cabeza y el cuello que es por donde se pierde más calor. Usa cremas hidratantes para manos, labios y nariz para evitar que se resequen.
  • Abrígate bien. Al salir de casa y al volver, y antes y después de hacer ejercicio.


Spacefit en invierno

Y ahora, después de leer toooodos los beneficios de hacer deporte al aire libre en invierno, tienes dos 3 opciones: 

  1. Quedarte en casita lamentándote por no haber salido hoy.
  2. Venir a una de nuestras clases grupales en alguna de nuestras localizaciones interiores.
  3. Ser el más motivado del mundo y reservar tu plaza en nuestras clases outdoor.

Se nota que las opciones 2 y 3 son nuestras favoritas, ¿no?

¡Winter is coming y estamos preparados para él!

PROBAR SPACEFIT GRATIS